CIUDAD DE MÉXICO, 4 sep (Reuters) – La producción de vehículos de México cayó en agosto, desde un ligero avance de julio, mientras las exportaciones siguieron bajando durante el tercer mes desde que la industria automotriz empezó a reabrir gradualmente tras suspender operaciones para contener el brote del coronavirus.

Durante el octavo mes, las armadoras establecidas en el país fabricaron 293,463 unidades, un 13.15% menos que en igual periodo de 2019. Los envíos al exterior disminuyeron, en tanto, un 8.59% a 257,610 automóviles, de acuerdo con cifras divulgadas el viernes por el instituto de estadística (INEGI).

México, que exporta la mayor parte de su producción a Estados Unidos, incluyó a mediados de mayo al sector automotor en un listado de actividades esenciales para permitir su reapertura bajo estrictas normas sanitarias.

La baja mensual se explica en parte por una disminución en la demanda global asociada a la pandemia, pero hubiese sido menor sin la caída de un 99.5% reportada por Ford, que realizó cambios para producir la Bronco Sport en el norteño estado Sonora y el Mustang Mach E en el central Estado de México.

“Mientras eso sucede la producción es pequeña porque es para pruebas”, dijo a Reuters una portavoz de la automotriz en México. La marca japonesa Mazda, en cambio, registró la mayor alza en agosto, con una variación anual de 135.6% y 13,916 vehículos armados en el país.

El reporte de INEGI incluye los registros de las empresas afiliadas a la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), como General Motors, Nissan y Volkswagen. La AMIA calcula que el sector representa 4% del Producto Interno Bruto local y genera casi un millón de empleos.

En el mercado doméstico, las ventas de vehículos nuevos cayeron en agosto por sexto mes consecutivo a tasa anual en un 28.7%, a 77,092 unidades.

Fuente: Reuters.

Entradas recomendadas